15 de mayo. San Isidro y unción de enfermos

El próximo 15 de mayo celebraremos el Sacramento de la unción de enfermos coincidiendo con San Isidro. Será a las 12 en el templo de Desamparados.

El Sacramento de la Unción de Enfermos confiere al cristiano una gracia especial para enfrentar las dificultades propias de una enfermedad grave o vejez. Se le conoce también como el “sagra viático”, porque es el recurso, el “refrigerio” que lleva el cristiano para poder sobrellevar con fortaleza y en estado de gracia un momento de tránsito, especialmente el tránsito a la Casa del Padre a través de la muerte.

Lo esencial del sacramento consiste en ungir la frente y las manos del enfermo acompañado de una oración litúrgica realizada por el sacerdote o el obispo, únicos ministros que pueden administrar este sacramento. Continuar leyendo “15 de mayo. San Isidro y unción de enfermos”

Educa en casa a sus 16 hijos, tiene un blog y dirige una organización benéfica ¿Cómo es posible?

Cuando Lyette Reback se casó con su marido David a los 20 años, no podía imaginar que pasados unos 24 años sería madre de 16 hijos: 12 biológicos y 4 adoptados, con edades entre los 2 y los 22 años.

Y esta madre,  trabajadora social en Florida, no solo educa en su casa a su tribu de 10 hijas y 6 hijos, también se las arregla para cumplir con 88 transportes de hijos a entrenamientos deportivos, para garantizar el correcto funcionamiento de su hogar (¡incluyendo 42 lavadoras a la semana!),  acostar a sus niños en su cama todas las noches, ofrecer consejos en su blog The Rebacks, ir a cenar con los amigos encontrar tiempo para hacer ejercicio. Continuar leyendo “Educa en casa a sus 16 hijos, tiene un blog y dirige una organización benéfica ¿Cómo es posible?”

Linchamiento virtual: ¿has cometido ese pecado?

Algunos cristianos se consideran espiritualmente muy superiores a aquella jauría citada en el Evangelio, sedienta por el linchamiento de la mujer adultera. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros que vivimos diciendo “no juzgar” no pensamos dos veces antes de entrar en la última ola de linchamiento moral de algún “pecador” en las redes sociales? Continuar leyendo “Linchamiento virtual: ¿has cometido ese pecado?”

Oficio de lectura del Sábado Santo

Invitatorio

Señor, abre mis labios.

Y MI BOCA PROCLAMARÁ TU ALABANZA.

Ant: A Cristo, el Señor, que por nosotros murió, y por nosotros fue sepultado, venid, adorémosle

Himno

La Palabra de Dios crucificada

es testigo fiel de su elocuencia,

es palabra de amor y, en su existencia,

en la vida y la muerte fue probada.

 

Por dar fe de su amor, nos dio su vida;

por dar fe de la vida, fue exaltada

sobre toda palabra pronunciada;

por el Padre a los hombres ofrecida.

La Palabra de Dios ya fue cumplida.

El silencio de Dios está a la espera

del amor de los hombres, y él quisiera

 

que esa Palabra fuera recibida,

y en comunión de amor por siempre fuera

plenitud de su don que a todos diera. Amén.

Salmodia

Ant. 1 En paz me acuesto y duermo tranquilo.

 

Escúchame cuando te invoco, Dios, defensor mío;

tú que en el aprieto me diste anchura,

ten piedad de mí y escucha mi oración.

Y vosotros, ¿hasta cuándo ultrajaréis mi honor,

amaréis la falsedad y buscaréis el engaño?

Sabedlo: el Señor hizo milagros en mi favor,

y el Señor me escuchará cuando lo invoque.

Temblad y no pequéis, reflexionad

en el silencio de vuestro lecho;

ofreced sacrificios legítimos

y confiad en el Señor.

Hay muchos que dicen: «¿Quién nos hará ver la dicha,

si la luz de tu rostro ha huido de nosotros?»

 

Pero tú, Señor, has puesto en mi corazón más alegría

que si abundara en trigo y en vino.

En paz me acuesto y en seguida me duermo,

porque tú solo, Señor, me haces vivir tranquilo. Gloria al Padre…

 

EN PAZ ME ACUESTO Y DUERMO TRANQUILO.

 

Ant. 2 Mi carne descansa serena.

 

Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti;

yo digo al Señor: «Tú eres mi bien.»

Los dioses y señores de la tierra

no me satisfacen.

 

Multiplican las estatuas

de dioses extraños;

no derramaré sus libaciones con mis manos,

ni tomaré sus nombres en mis labios.

 

El Señor es mi heredad y mi copa;

mi suerte está en tu mano:

me ha tocado un lote hermoso,

me encanta mi heredad.

 

Bendeciré al Señor, que me aconseja,

hasta de noche me instruye internamente.

Tengo siempre presente al Señor,

con él a mi derecha no vacilaré.

 

Por eso se me alegra el corazón,

se gozan mis entrañas,

y mi carne descansa serena.

Porque no me entregarás a la muerte,

ni dejarás a tu fiel conocer la corrupción.

 

Me enseñarás el sendero de la vida,

me saciarás de gozo en tu presencia,

de alegría perpetua a tu derecha.

Gloria al Padre…

 

MI CARNE DESCANSA SERENA.

 

Ant. 3 Que se alcen las antiguas compuertas: va a entrar el Rey de la gloria.

 

Del Señor es la tierra y cuanto la llena,

el orbe y todos sus habitantes:

él la fundó sobre los mares,

él la afianzó sobre los ríos.

 

¿Quién puede subir al monte del Señor?

¿Quién puede estar en el recinto sacro?

 

El hombre de manos inocentes

y puro corazón,

que no confía en los ídolos

ni jura contra el prójimo en falso.

Ése recibirá la bendición del Señor,

le hará justicia el Dios de salvación.

 

Éste es el grupo que busca al Señor,

que viene a tu presencia, Dios de Jacob.

 

¡Portones!, alzad los dinteles,

Que se alcen las antiguas compuertas:

va a entrar el Rey de la gloria.

 

¿Quién es ese Rey de la gloria?

El Señor, héroe valeroso;

el Señor, héroe de la guerra.

 

¡Portones!, alzad los dinteles,

Que se alcen las antiguas compuertas:

va a entrar el Rey de la gloria.

 

¿Quién es ese Rey de la gloria?

El Señor, Dios de los ejércitos.

Él es el Rey de la gloria.

Gloria al Padre…

QUE SE ALCEN LAS ANTIGUAS COMPUERTAS: VA A ENTRAR EL REY DE LA GLORIA.

Versículo

Defiende mi causa y rescátame.

Con tu promesa dame vida.

Primera lectura

Del libro del profeta Jeremías 20, 7-18

En aquellos días, exclamó Jeremías:

«Tú me has seducido, Señor, y yo me dejé seducir. Tú eras el más fuerte y yo fui dominado. Ahora soy todo el día la irrisión y la burla de todo el mundo. Siempre que hablo tengo que proclamar: “¡Violencia! ¡Destrucción!” La palabra del Señor se ha vuelto para mí oprobio y befa todo el día. Yo me dije: “No pensaré más en él, no hablaré más en su nombre”; pero su palabra era en mis entrañas como fuego ardiente, encerrado en mis huesos; yo intentaba contenerlo, pero no podía.

Oía las burlas de la gente: “Terror por doquier. Delatadlo, vamos a delatarlo.” Mis amigos acechaban mi traspié: “A ver si se descuida, y lo abatiremos y nos vengaremos de él.”

Pero el Señor está conmigo, como fuerte guerrero; mis enemigos tropezarán y no podrán conmigo. Se avergonzarán de su fracaso con sonrojo perpetuo que no se olvidará. Señor de los ejércitos, que examinas al justo y sondeas lo íntimo del corazón, que yo vea la venganza que tomes de ellos, porque a ti encomendé mi causa.

Cantad al Señor, alabad al Señor, porque libra la vida del pobre de las manos de los impíos.

Maldito el día en que fui engendrado, el día en que mi madre me parió no sea bendito. Maldito el hombre que anunció a mi padre: “Te ha nacido un varón”, dándole una gran alegría. Ojalá que hubiera sido ese día como las ciudades que el Señor destruyó sin compasión; que escuche gritos de alarma en la mañana y alaridos de guerra al mediodía. ¿Por qué no me mató en el vientre? Habría sido mi madre mi sepulcro, y yo eterna preñez de sus entrañas. ¿Por qué salí del vientre para pasar trabajos y fatigas y acabar mis días derrotado?»

Responsorio

Después de sepultar al Señor, hicieron rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro y lo sellaron.

Y PUSIERON GUARDIAS PARA CUSTODIARLO.

Los jefes de los sacerdotes se presentaron ante Pilato, y le pidieron que diese orden de vigilar el sepulcro.

Y PUSIERON GUARDIAS PARA CUSTODIARLO.

SEGUNDA LECTURA

De una antigua Homilía sobre el santo y grandioso Sábado

¿Qué es lo que pasa? Un gran silencio se cierne hoy sobre la tierra; un gran silencio y una gran soledad. Un gran silencio, porque el Rey está durmiendo; la tierra está temerosa Y no se atreve a moverse, porque el Dios hecho hombre se ha dormido Y ha despertado a los que dormían desde hace siglos. El Dios hecho hombre ha muerto y ha puesto en movimiento a la región de los muertos.

En primer lugar, va a buscar a nuestro primer padre, como a la oveja perdida. Quiere visitar a los que yacen sumergidos en las tinieblas y en las sombras de la muerte; Dios y su Hijo van a liberar de los dolores de la muerte a Adán, que está cautivo, y a Eva, que está cautiva con él.

El Señor hace su entrada donde están ellos, llevando en sus manos el arma victoriosa de la cruz. Al verlo, Adán, nuestro primer padre, golpeándose el pecho de estupor, exclama, dirigiéndose a todos: «Mi Señor está con todos vosotros.» Y responde Cristo a Adán: «y con tu espíritu.» Y, tomándolo de la mano, lo levanta, diciéndole: «Despierta, tú que duermes, Y levántate de entre los muertos y te iluminará Cristo.

Yo soy tu Dios, que por ti me hice hijo tuyo, por ti y por todos estos que habían de nacer de ti; digo, ahora, y ordeno a todos los que estaban en cadenas: “Salid”, y a los que estaban en tinieblas: “Sed iluminados”, Y a los que estaban adormilados: “Levantaos.”

Yo te lo mando: Despierta, tú que duermes; porque yo no te he creado para que estuvieras preso en la región de los muertos. Levántate de entre los muertos; yo soy la vida de los que han muerto. Levántate, obra de mis manos; levántate, mi efigie, tú que has sido creado a imagen mía. Levántate, salgamos de aquí; porque tú en mí y yo en ti somos una sola cosa.

Por ti, yo, tu Dios, me he hecho hijo tuyo; por ti, siendo Señor, asumí tu misma apariencia de esclavo; por ti, yo, que estoy por encima de los cielos, vine a la tierra, y aun bajo tierra; por ti, hombre, vine a ser como hombre sin fuerzas, abandonado entre los muertos; por ti, que fuiste expulsado del huerto paradisíaco, fui entregado a los judíos en un huerto y sepultado en un huerto.

Mira los salivazos de mi rostro, que recibí, por ti, para restituirte el primitivo aliento de vida que inspiré en tu rostro. Mira las bofetadas de mis mejillas, que soporté para reformar a imagen mía tu aspecto deteriorado. Mira los azotes de mi espalda, que recibí para quitarte de la espalda el peso de tus pecados. Mira mis manos, fuertemente sujetas con clavos en el árbol de la cruz, por ti, que en otro tiempo extendiste funestamente una de tus manos hacia el árbol prohibido.

Me dormí en la cruz, y la lanza penetró en mi costado, por ti, de cuyo costado salió Eva, mientras dormías allá en el paraíso. Mi costado ha curado el dolor del tuyo. Mi sueño te sacará del sueño de la muerte. Mi lanza ha reprimido la espada de fuego que se alzaba contra ti.

Levántate, vayámonos de aquí. El enemigo te hizo salir del paraíso; yo, en cambio, te coloco no ya en el paraíso, sino en el trono celestial. Te prohibí comer del simbólico árbol de la vida; mas he aquí que yo, que soy la vida, estoy unido a ti. Puse a los ángeles a tu servicio, para que te guardaran; ahora hago que te adoren en calidad de Dios.

Tienes preparado un trono de querubines, están dispuestos los mensajeros, construido el tálamo, preparado el banquete, adornados los eternos tabernáculos y mansiones, a tu disposición el tesoro de todos los bienes, y preparado desde toda la eternidad el reino de los cielos.»

Responsorio

¡Sé fue nuestro Pastor, la fuente de agua viva! A su paso el sol se oscureció. Hoy fue por él capturado el que tenía cautivo al primer hombre.

HOY NUESTRO SALVADOR ROMPIÓ LAS PUERTAS Y CERROJOS DE LA MUERTE.

Demolió las prisiones del abismo y destrozó el poder del enemigo.

HOY NUESTRO SALVADOR ROMPIÓ LAS PUERTAS Y CERROJOS DE LA MUERTE.

 Oración

Dios todopoderoso, cuyo Unigénito descendió al lugar de los muertos y salió victorioso del sepulcro, te pedimos que concedas a todos tus fieles, sepultados con Cristo por el bautismo, resucitar también con él a la vida eterna.

Conclusión

Bendigamos al Señor. DEMOS GRACIAS A DIOS.

CELEBRACION COMUNITARIA DEL PERDÓN

Resultado de imagen de perdónEste viernes 23 de marzo a las 18:30 tendremos en el templo de Nuestra Señora de los Desamparados una celebración comunitaria del sacramento del perdón.

Es un buen momento para disponer nuestros corazones a la misericordia de Dios y prepararnos así para la Semana Santa. Una vez hayamos terminado celebraremos la Eucaristía en el horario acostumbrado

 

Jesucristo, mi inseparable vivir, tu sed es mi sed

Señor, daré rienda suelta a mi corazón sediento. Tú has puesto en mí el impulso de volar hasta Ti con alas de paloma y caigo rendida como cierva sedienta.

Tú, mejor que nadie, sabes de las necesidades y ansias del corazón humano, unas verdaderas, nacidas de nuestro ser de criaturas: sed de amor, sed de bien, sed de verdad, sed de justicia, sed de paz, sed de consuelo, sed de reconocimiento de la dignidad humana, sed de respeto a la conciencia, sed de plenitud. Pero no pocas veces, Tú lo sabes, también nos asaltan otras necesidades aparentes y engañosas, que tomamos como si fueran igual de necesarias y primarias que las verdaderas: sed de poder, sed de riqueza, sed de fama, sed de violencia, sed de dominar, sed de autosuficiencia, sed de… aunque en realidad acaban enfermando lo más auténtico y noble del hombre. Esta, como está escrito en el libro de la Sabiduría, no es la sed de los justos (cf. Sb 11, 14). Señor, ¡qué misterio el de la sed del hombre! Aun cubiertos todos esos tipos de sed, los más auténticos y los espurios, el hombre continúa sediento, en una búsqueda que parece no encontrar fin. ¿No será que, por mucho que lo intentemos ocultar, negar o disimular, la sed está en lo más íntimo y originario de nuestro ser de criaturas? ¿No seremos constitutivamente sed de Dios, sed que busca incansablemente ser saciada? Continuar leyendo “Jesucristo, mi inseparable vivir, tu sed es mi sed”

¿Qué es la Cuaresma?

La Cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión, que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua. Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo.

La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo, hacemos un esfuerzo por recuperar el ritmo y estilo de verdaderos creyentes que debemos vivir como hijos de Dios. Continuar leyendo “¿Qué es la Cuaresma?”

La acardia, cuando el corazón deja de sentir

Resultado de imagen de solidaridadEl video muestra de manera significativa y simbólica una nueva enfermedad que se está volviendo muy común en los últimos tiempos, la que denomina “acardia”. Parece extraño este nuevo mal y si nos ponemos a averiguar la etimología encontramos que significa “la ausencia de corazón” (a – sin, kardios, corazón). Científicamente hablando podríamos decir, una situación incompatible con la vida, pues ¿quién podrá sobrevivir sin un órgano fundamental para la existencia como el corazón? Incluso, se han descrito casos de malformaciones genéticas con esta manifestación, claro está incompatibles con la vida. Continuar leyendo “La acardia, cuando el corazón deja de sentir”

¿Ser humilde es ser tonto?

La imagen popular del humilde da como para que, en principio, nadie quiera serlo. Suelen presentarlo, en la publicidad y en las series, como el ingenuo al que es fácil tomar el pelo.

Es primo hermano del friki y del nerd (empollón). No consume marcas, no se impone, no brilla por nada, pasa desapercibido, no hace la competencia en el trabajo porque no tiene ambición y es fácil aprovecharse de él sin que lo note. Continuar leyendo “¿Ser humilde es ser tonto?”

¿Qué es Musical.ly? “Mi hijo y sus amigos lo usan mucho”.

Estas Navidades tu hijo va a tener mucho tiempo libre y eso significa una cosa: Musical.ly. Puede que hayas oído hablar de ella, o puede que no, pero esto es lo que necesitas saber sobre la red social que está causando furor entre los niños y adolescentes de todo el mundo. En Europa, España encabeza el número de usuarios. Continuar leyendo “¿Qué es Musical.ly? “Mi hijo y sus amigos lo usan mucho”.”