Reflexion para el Viernes Santo

viernes-santo-1El viernes santo nos reunimos para conmemorar el mayor acto de amor producido por un hombre. Jesús de Nazaret. Entramos en la Iglesia, y todo está quitado. Ni velas, ni manteles, ni imágenes, ni flores… Todo está sobrio y de luto. No es una Eucaristía, no es una misa. Conmemoramos el día en que Nuestro Señor Jesucristo ha sido crucificado y muerto por ser fiel al AMOR.

Se escuchará el relato de la Pasión de San Juan. El sacerdote, nos mostrará la Cruz tapada mientras la va destapando y la enseña al pueblo diciendo por tres veces, “Mirad el árbol de la Cruz, donde estuvo clavada la salvación del mundo”. Continuar leyendo “Reflexion para el Viernes Santo”

Reflexión para el Jueves Santo

Resultado de imagen de lavatorio de piesCon el Jueves Santo y una entrega total de amor alrededor de sus amigos, comenzamos el Triduo Pascual.
Jesús celebra la Eucaristía donde con un mismo pan y un mismo cáliz nos deja un memorial de amor. Un amor que encierra toda una vida de servicio.
En el gesto del lavatorio de los pies hay un profundo significado de humildad: El que quiera ser el primero, que sea el servidor de todos, dice Jesús. Continuar leyendo “Reflexión para el Jueves Santo”

Misa Crismal en la Catedral

MisaCrismal2019 CardenalOsoro

Este Martes Santo, en la tradicional Misa Crismal con los sacerdotes de la diócesis, el cardenal Osoro les ha recordado que «nos convertimos en prolongadores de la presencia del Reino de Dios, para ser así, en medio del mundo, mediadores de Cristo».

En la celebración en la que se consagra el Santo Crisma y se bendicen los demás óleos para manifestar «la comunión» entre ellos, el arzobispo ha pedido a los cerca de 600 sacerdotes presentes en la catedral –que han renovado sus promesas sacerdotales– que nunca pierdan la esperanza y que trabajen por la «fraternidad» eclesial desde el diálogo y la oración Continuar leyendo “Misa Crismal en la Catedral”

Prisioneros en Roma agradecen al Papa por “asegurarse de que no los olviden”

El Papa Francisco lava los pies de los reclusos en la Prisión Regina Coeli de Roma durante la celebración de la Misa de la Cena del Señor el Jueves Santo, 29 de marzo de 2018 /Crédito: Vatican Media.La Misa del Jueves Santo del Papa Francisco en una prisión en Roma fue más que un evento para los reclusos, fue una señal de que, si bien se consideran invisibles para el mundo exterior, no habían sido olvidados.

“Ayer fue un momento que creo que va a resonar a través de la prisión por lo menos durante todo el próximo año. Creo que fue un momento que conmovió a cada guardia y cada prisionero que estuvo allí “, dijo el seminarista Alex Nevitt a la CNA -agencia en inglés del Grupo ACI- el 30 de marzo. Continuar leyendo “Prisioneros en Roma agradecen al Papa por “asegurarse de que no los olviden””

Domingo de Resurrección

El Domingo de Resurrección o Vigilia Pascual es el día en que incluso la iglesia más pobre se reviste de sus mejores ornamentos, es la cima del año litúrgico. Es el aniversario del triunfo de Cristo. Es la feliz conclusión del drama de la Pasión y la alegría inmensa que sigue al dolor. Y un dolor y gozo que se funden pues se refieren en la historia al acontecimiento más importante de la humanidad: la redención y liberación del pecado de la humanidad por el Hijo de Dios. Continuar leyendo “Domingo de Resurrección”

Vigilia Pascual

“Según una antiquísima tradición, esta es noche de vigilia en honor del Señor (Ex 12,42). Los fieles, tal como lo recomienda el evangelio (Lc 12,35-36), deben parecerse a los criados, que con las lámparas encendidas en las manos, esperan el retorno de su señor, para que cuando llegue los encuentre en vela y los invite a sentarse a su mesa” (Misal, pág. 275). Continuar leyendo “Vigilia Pascual”

Tienes una carta de María esperando

Resultado de imagen de virgen maria y niño hermanas de belénAmado hijito/a:

Quise escribirte esta carta para que no te olvides que estoy a tu lado, a los pies de tu cruz velando por ti como lo hice por mi Hijo Jesús, al que con tanto amor y a la vez tanto dolor te regale para que pudieras salvarte. Continuar leyendo “Tienes una carta de María esperando”

Sábado Santo

“Durante el Sábado santo la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y su muerte, su descenso a los infiernos y esperando en oración y ayuno su resurrección (Circ 73).

Es el día del silencio: la comunidad cristiana vela junto al sepulcro. Callan las campanas y los instrumentos. Se ensaya el aleluya, pero en voz baja. Es día para profundizar. Para contemplar. El altar está despojado. El sagrario, abierto y vacío.

La Cruz sigue entronizada desde ayer. Central, iluminada, con un paño rojo, con un laurel de victoria. Dios ha muerto. Ha querido vencer con su propio dolor el mal de la humanidad.

Es el día de la ausencia. El Esposo nos ha sido arrebatado. Día de dolor, de reposo, de esperanza, de soledad. El mismo Cristo está callado. Él, que es el Verbo, la Palabra, está callado. Después de su último grito de la cruz “¿por qué me has abandonado”?- ahora él calla en el sepulcro.Descansa: “consummatum est”, “todo se ha cumplido”.

Pero este silencio se puede llamar plenitud de la palabra. El anonadamiento, es elocuente. “Fulget crucis mysterium”: “resplandece el misterio de la Cruz.”

El Sábado es el día en que experimentamos el vacío. Si la fe, ungida de esperanza, no viera el horizonte último de esta realidad, caeríamos en el desaliento: “nosotros esperábamos… “, decían los discípulos de Emaús.

Es un día de meditación y silencio. Algo parecido a la escena que nos describe el libro de Job, cuando los amigos que fueron a visitarlo, al ver su estado, se quedaron mudos, atónitos ante su inmenso dolor: “se sentaron en el suelo junto a él, durante siete días y siete noches. Y ninguno le dijo una palabra, porque veían que el dolor era muy grande” (Job. 2, 13).

Eso sí, no es un día vacío en el que “no pasa nada”. Ni un duplicado del Viernes. La gran lección es ésta: Cristo está en el sepulcro, ha bajado al lugar de los muertos, a lo más profundo a donde puede bajar una persona. Y junto a Él, como su Madre María, está la Iglesia, la esposa. Callada, como él.

El Sábado está en el corazón mismo del Triduo Pascual. Entre la muerte del Viernes y la resurrección del Domingo nos detenemos en el sepulcro. Un día puente, pero con personalidad. Son tres aspectos – no tanto momentos cronológicos – de un mismo y único misterio, el misterio de la Pascua de Jesús: muerto, sepultado, resucitado:

“…se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo…se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, es decir conociese el estado de muerte, el estado de separación entre su alma y su cuerpo, durante el tiempo comprendido entre el momento en que Él expiró en la cruz y el momento en que resucitó. Este estado de Cristo muerto es el misterio del sepulcro y del descenso a los infiernos. Es el misterio del Sábado Santo en el que Cristo depositado en la tumba manifiesta el gran reposo sabático de Dios después de realizar la salvación de los hombres, que establece en la paz al universo entero”.

Víacrucis de Jasna Góra de Jerzy Duda Gracz

Nació en Czestochowa en 1941. Desde su niñez creció bajo la influencia del Santuario y al amparo de Nuestra Señora de Monte Claro (Jasna Góra).
A los 58 años de edad cae gravemente enfermo del corazón. Estuvo entre la vida y la muerte. En ese “camino” de lucha por subsistir encontró a Jesús, como el Salvador de cada persona, de la historia humana y de los pueblos. Era la respuesta a sus inquietantes cuestiones existenciales. Este Jesús había estado presente, aunque imperceptible, a lo largo de toda su vida.  Continuar leyendo “Víacrucis de Jasna Góra de Jerzy Duda Gracz”