Ciberadicción: ¿Está conectado o enganchado a Internet?

ADDICTIONLa adicción a internet o ciberadicción  se puede definir como “la pérdida del control frente al uso racional de Internet”.  Podemos saber si alguien es ciberadicto cuando, de forma excesiva, hace uso de internet de manera compulsiva no logrando renunciar al uso. Esto tiene múltiples consecuencias para la persona, tanto en su vida personal como en las responsabilidades sociales. 

Hoy en día nos conectados a internet desde cualquier lugar ya sea a través de teléfonos móviles, tablets u ordenadores. Nuestra vida sin ellos sería totalmente diferente pero, ¿qué ocurre si empezamos a utilizar las nuevas tecnologías como un fin en vez de como un medio? 

Causas de la ciberadicción

Para el adicto, internet cubre o compensar un déficit en su personalidad. Es un instrumento de comunicación interpersonal, una vía de escape del mundo real para personas que no tienen problemas con sus habilidades sociales.

En algunos casos llega a convertirse en sustituto de la vida real. Por todo esto, se puede decir que la red cubre dos tipos de necesidades básicas.

  1. Conseguir que una persona sola se sienta bien y acompañada a través de juegos, imágenes e información sin tener la necesidad de comunicarse con otra persona.
  2. Búsqueda de interacción social.

Hay personas que tienden a sufrir este tipo de adicción ya que sufren depresión, o que por el contrario se sienten atraídas por el mundo virtual y la gran variedad de posibilidades que brinda, como puede ser el anonimato o ejercer roles opuestos a la vida cotidiana.

Normalmente la ciberadicción es más común en la adolescencia, donde actualmente internet ejerce como uno de sus medios de socialización principales. 

Componentes de una adicción

Un ciberadicto es una persona que pasa un tiempo excesivo navegando por la red, ya sea jugando, comunicándose o comparando por internet. A causa de lo anterior, su vida es afectada totalmente convirtiéndose en un problema para él y para las personas de su entorno.

En toda adicción siempre existen tres elementos:

  • Una persona.
  • Unas circunstancias personales determinadas.
  • Una sustancia o situación que produzca placer.

Que una persona pase muchas horas conectada a internet, no quiere decir que tenga adicción, tenemos que conocer las circunstancias personales y el motivo por el que pasa tantas horas frente al ordenador.

No podemos etiquetar a una persona si nos basamos solo por el tiempo que pasa conectada. Entonces, ¿cuándo podemos considerar que una persona tiene adicción a internet? ¿Cuáles son los signos de alarma? 

Algunos signos de alarma

  •  Estar conectado a la red todo el día, privándose así de horas de descanso.
  • No prestar la atención normal y adecuada a temas importantes o a otras actividades como suelen ser: el contacto con la familia, las relaciones sociales, el estudio o el cuidado de la salud.
  • Recibir quejas referentes al uso excesivo de la red por parte de familia o amigos.
  • No dejar de pensar en la red aún sin estar conectado.
  • Intentar estar durante un tiempo determinado conectado sin conseguirlo.
  • Frecuentemente mentir sobre el tiempo que se ha estado jugando o conectado a la red.
  • Bajar el rendimiento de los estudios, no querer relacionarse con otras personas o mostrarse irritable.
  • Cuando se está delante del ordenador sentirse excesivamente eufórico.

Consejos prácticos para padres, madres y educadores

Educar los hijos de manera preventiva en este campo es algo necesario dado que el uso de las nuevas tecnologías aumentará exponencialmente con el tiempo. Se trata de instrumentos que usados correctamente pueden ser muy eficaces, pero como todos los instrumentos, depende de cómo se usan y de la finalidad del uso. La educación en este campo es insustituible.

¿Qué podemos hacer como padres y educadores?  Debemos de tener presente que, en la mayoría de las situaciones, los niños tienen un ordenador en casa.

Se aconseja que ese ordenador no esté en el cuarto del menor, sino que por el contrario esté colocado en un sitio donde la familia o algunos miembros de la familia lo frecuenten como el salón o la cocina. Además, es recomendable que el menor no pase mucho tiempo jugando solo con el ordenador mucho tiempo.

Como padres y madres de menores debemos de estar al día de todo lo relacionado con las nuevas tecnologías e internet. Conocer los juegos que existen y con los que nuestros hijos juegan es importante para saber si son adecuados para ellos o no.

Por último, es recomendable que dediquemos tiempo a hablar con los menores sobre Internet y los riesgos que tiene su uso, con el fin de evitar los malos usos y poner normas que deban seguir.

Fuente: Aleteia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.