España: Las confesiones religiosas piden “respeto mutuo”

Oración ecuménica © Conferencia Episcopal EspañolaAnte las ofensas a los sentimientos religiosos”, concretamente en los carnavales celebrados recientemente en España, las comunidades religiosas del país se han unido para redactar un comunicado pidiendo “respeto mutuo para creyentes y no creyentes”.

Suscriben el texto la Federación de Comunidades Judías de España, la Conferencia Episcopal Española, la Comisión Islámica de España y la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España. Continuar leyendo «España: Las confesiones religiosas piden “respeto mutuo”»

«Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna»

¡Tanto amó Dios al mundo!

En el Evangelio de este domingo encontramos una de las frases absolutamente más bellas y consoladoras de la Biblia: «Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna».

Para hablarnos de su amor, Dios se ha servido de las experiencias de amor que el hombre tiene en el ámbito natural. Dante dice que en Dios existe, como atado en un único volumen, «lo que en el mundo se desencuaderna». Todos los amores humanos –conyugal, paterno, materno, de amistad– son páginas de un cuaderno, o chispas de un incendio, que tiene en Dios su fuente y plenitud.  Continuar leyendo ««Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna»»

Domingo de Laetare

El cuarto domingo, o de mediados, de Cuaresma, llamado así por las primeras palabras del Introito de la Misa, “Laetare Jerusalem”—“Alégrate, oh, Jerusalén”. Durante los primeros seis o siete siglos la temporada de Cuaresma comenzaba el domingo siguiente a la quincuagésima, y constaba sólo de treinta y seis días de ayuno. Luego se añadió a éstos los cuatro días precedentes al primer domingo, para hacer un ayuno de cuarenta días; y una de las más antiguas menciones litúrgicas de estos días adicionales ocurre en el Evangelio especial asignado a ellos en un manuscrito de Toulon de 714.

Siete canciones dedicadas a las mujeres en su día

Mujer alegre / Crédito: Pablo Fernandez (CC-BY-NC-ND-2.0)_Flickr_060315

“Te doy gracias, mujer, ¡por el hecho mismo de ser mujer! Con la intuición propia de tu femineidad enriqueces la comprensión del mundo”, dijo San Juan Pablo en su Carta a las Mujeres. En la víspera de la celebración del Día Internacional de la Mujer, presentamos siete canciones dedicadas a ellas.

Continuar leyendo «Siete canciones dedicadas a las mujeres en su día»

Receta de Torrijas

Torrijas de leche

Una receta tal como la suelo preparar en casa desde peque, hecha tal y como me enseñó mi madre. Con tan sólo una variación, el tipo de pan. En mi casa, como en casi todas, este era un postre de reciclaje y se reutilizaba el pan de días anteriores. En Galicia se come la barra de pan gallego que es un poco más gruesa que la habitual de Madrid. Las torrijas tradicionales en el centro de España se suelen preparar con un tipo de pan especial para torrijas, más ancho, esponjoso y grueso de lo habitual. Para mí es otro punto de vista de este conocido postre. Continuar leyendo «Receta de Torrijas»

Ayer celebrábamos Santas Felicidad y Perpetua mártires

Perpetua era una joven madre, de 22 años, que tenía un niñito de pocos meses. Pertenecía a una familia rica y muy estimada por toda la población. Mientras estaba en prisión, por petición de sus compañeros mártires, fue escribiendo el diario de todo lo que le iba sucediendo.

Felicidad era una esclava de Perpetua. Era también muy joven y en la prisión dio a luz una niña, que después los cristianos se encargaron de criar muy bien.

Las acompañaron en su martirio unos esclavos que fueron apresados junto a ellas, y su catequista, el diácono Sáturo, que las había instruido en la religión y las había preparado para el bautismo. A Sáturo no lo habían apresado, pero él se presentó voluntariamente…. Continuar leyendo «Ayer celebrábamos Santas Felicidad y Perpetua mártires»

10 mujeres cuya maternidad les ayudó a ser santas

Hay momentos en que tu hijo te abraza y te regala un dibujo de vosotros dos agarrados de la mano y rodeados de corazones. También hay momentos en los que estás hasta el cuello de colada, cansada, desesperada por dormir bien y capaz a duras penas de mantener el ritmo que exige la maternidad. Continuar leyendo «10 mujeres cuya maternidad les ayudó a ser santas»

Descubren un antiguo altar escondido en el Santo Sepulcro de Jerusalén

Unos trabajadores griegos e investigadores israelíes quizás hayan descubierto un antiguo altar en la iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén. Y lleva “oculto a plena vista” durante siglos.

“Apoyada contra un muro en un rincón oscuro [de la Iglesia] del Santo Sepulcro de Jerusalén, la gran roca desnuda invitaba a los turistas y peregrinos que pasaban a garabatear en ella”, decía la revista Smithsonian, señalando que la pieza era conocida entre los turistas como la “piedra de los grafitis”. Continuar leyendo «Descubren un antiguo altar escondido en el Santo Sepulcro de Jerusalén»

Potaje de vigilia. Receta tradicional de Cuaresma y Semana Santa

Potaje de vigilia. Receta tradicional de Cuaresma y Semana Santa Sin duda alguna, uno de los platos más habituales en las celebraciones y fiestas familiares que tendremos con motivo de las vacaciones de Semana Santa, será el potaje de vigilia. Esta receta tradicional de Cuaresma y Semana Santa es un plato de cuchara, un plato de legumbres que a diferencia de los más habituales en nuestra geografía, se toma con bacalao en lugar de con complementos cárnicos de cerdo por lo que es apta para cumplir los preceptos religiosos que piden que no se coma carne en esta época del año. Continuar leyendo «Potaje de vigilia. Receta tradicional de Cuaresma y Semana Santa»

Jesucristo, mi inseparable vivir, tu sed es mi sed

Señor, daré rienda suelta a mi corazón sediento. Tú has puesto en mí el impulso de volar hasta Ti con alas de paloma y caigo rendida como cierva sedienta.

Tú, mejor que nadie, sabes de las necesidades y ansias del corazón humano, unas verdaderas, nacidas de nuestro ser de criaturas: sed de amor, sed de bien, sed de verdad, sed de justicia, sed de paz, sed de consuelo, sed de reconocimiento de la dignidad humana, sed de respeto a la conciencia, sed de plenitud. Pero no pocas veces, Tú lo sabes, también nos asaltan otras necesidades aparentes y engañosas, que tomamos como si fueran igual de necesarias y primarias que las verdaderas: sed de poder, sed de riqueza, sed de fama, sed de violencia, sed de dominar, sed de autosuficiencia, sed de… aunque en realidad acaban enfermando lo más auténtico y noble del hombre. Esta, como está escrito en el libro de la Sabiduría, no es la sed de los justos (cf. Sb 11, 14). Señor, ¡qué misterio el de la sed del hombre! Aun cubiertos todos esos tipos de sed, los más auténticos y los espurios, el hombre continúa sediento, en una búsqueda que parece no encontrar fin. ¿No será que, por mucho que lo intentemos ocultar, negar o disimular, la sed está en lo más íntimo y originario de nuestro ser de criaturas? ¿No seremos constitutivamente sed de Dios, sed que busca incansablemente ser saciada? Continuar leyendo «Jesucristo, mi inseparable vivir, tu sed es mi sed»