Preparación y significado de una misa de Quince años

La palabra Quinceañera tiene dos significados, describe la bienvenida a la pubertad de una jovencita, quien después de renovar sus votos bautismales es presentada en sociedad y se refiere también al festejo del mismo en la misa de Quince años.


Una Quinceañera tradicional es comúnmente celebrada en el XV cumpleaños de la chica y festejado con una fiesta y una misa, esta última con significado espiritual ya que simboliza la presentación de la Quinceañera antes Dios y su comunidad y la promesa de honrar tanto su religión como a sí misma.

Para comprender mejor el significado de una misa de Quince años, es importante saber que a diferencia del bautismo y la confirmación, la Quinceañera no es ningún sacramento. Aun así la importancia en la comunidad latinoamericana solidifica el compromiso de la Quinceañera con su fe. Durante la misa, la joven recibe la comunión haciendo un acto de consagración a la virgen Maria, le regala su ramo y recibe regalos bendecidos por el sacerdote.

Así como en los sacramentos como el bautismo y la confirmación se utilizan diferentes objetos simbólicos, una Quinceañera también tiene los suyos en símbolo de la etapa en la que está entrando. La biblia, la corona, el ramo incluso los asistentes tienen un significado espiritual durante la ceremonia religiosa.

Preparación para la misa de quince años

Resultado de imagen de eucaristía

Antes de la misa de Quince años, es necesario que la Quinceañera prepare junto con sus padres y el sacerdote la celebración. Para poder celebrar la misa de Quince años hay unos requisitos:

  1. Es obligatorio el estar bautizada.
  2. Es obligatorio haber recibido la Primera Comunión así como la Confirmación, o estar en catequesis de preparación para la Confirmación.
  3. Para cumplir estos dos requisitos se necesitan ambos volantes: Bautismo y Confirmación y/o Justificante de catequesis.

Una vez cumplidos los requisitos, se puede elegir la fecha de la misa y es ahí donde comienza la preparación de la misa de Quince años así como elegir a la corte que acompañara a la Quinceañera.

Eligiendo a los padrinos y a la corte

Resultado de imagen de chambelanUsualmente los padrinos (referidos también como “patrocinadores”) son una pareja casada estable quienes servirán como mentores para la joven chica. Su rol principal como padrinos es guiarla por el camino de la espiritualidad así como el convertirse en elemento positivo en su comunidad. El chambelán de honor es un joven elegido como la pareja de la Quinceañera en su día especial. Su papel es importante ya que simboliza la primera pareja de la chica como joven mujer. La mayor parte del tiempo se elige a un hermano mayor, primo o amigo. En ceremonias tradicionales, una corte de 7 parejas acompañan a la Quinceañera. Normalmente los jóvenes de la corte oscilan entre los 13 y 19 años de edad, son amigos o familiares de la chica y representan su comunidad social.

La ceremonia religiosa 

La misa de Quince años comienza con la entrada de la Quinceañera acompañada de sus padres o padrinos y seguida por su chambelán y el resto de la corte. El sacerdote recibe a la chica con una silla en el altar. Al contrario de una misa regular en domingo donde las lecturas son dirigidas a todos los asistentes, en una misa de Quince años la lectura es sólo para la festejada. Temas de juventud, el amor eterno a Dios, convertirse en toda una mujer y mantenerse fiel la fe son comunes en este tipo de misas.

Los símbolos en misa

El tocado, la biblia, el rosario, la joyería y el ramo son símbolos que puede portar la Quinceañera con significado especial durante la misa. Después de la homilía el sacerdote bendice estos objetos y hace referencia a la biblia y el rosario como símbolos de la palabra eterna de Dios; la corona simboliza los regalos de vida que Dios hace para la Quinceañera.

Otra parte simbólica durante la misa es el acto de consagración a la virgen Maria. Esto sucede cuando la Quinceañera toma su ramo y se lo regala a la virgen Maria colocándolo en su altar y con una oración le pide la guíe y le conceda fortaleza en cambio ella se compromete a seguir sus pasos como una mujer bondadosa.

Al terminar la eucaristía y tomar comunión, la misa de Quince años concluye con una bendición y aplausos por la renovación bautismal de la Quinceañera.

Si quereis que vuestra hija celebre una misa de quince años en acción de gracias debereis pasar por el despacho parroquial los martes o viernes de 20:15 a 21:15 para elegir fecha para la celebración y también para preparar los detalles de la celebración, asímismo se recomienda encarecidamente que tanto caballeros como damas de honor que deseen participar de la Eucaristía asistan en las condiciones que pide la Iglesia