MISA DE FUNERAL

Las misas de funeral se celebran de lunes a viernes a las 19:30 en la Parroquia de LOS DESAMPARADOS.

Para reservar la fecha hay que ponerse en contacto bien con alguno de los sacerdotes, bien con el Equipo de Sacristía, todos los días de 19:00 a 19:30 en esa misma Parroquia.

Quince minutos antes de la celebración acordada los familiares tienen una entrevista con el sacerdote para preparar la eucaristía. Algunas familias solicitan la celebración de una misa por el difunto  al mes del fallecimiento y al cabo de año.

Resultado de imagen de cristo vence a la muerteLa muerte no es nada, sólo he pasado a la habitación de al lado. 
Yo soy yo, vosotros sois vosotros. 
Lo que somos unos para los otros seguimos siéndolo 
Dadme el nombre que siempre me habéis dado. Hablad de mí como siempre lo habéis hecho. 
No uséis un tono diferente. No toméis un aire solemne y triste. 
Seguid riendo de lo que nos hacía reír juntos. Rezad, sonreíd, pensad en mí. 
Que mi nombre sea pronunciado como siempre lo ha sido, sin énfasis de ninguna clase, sin señal de sombra. 
La vida es lo que siempre ha sido. El hilo no se ha cortado. 
¿Por qué estaría yo fuera de vuestra mente? ¿Simplemente porque estoy fuera de vuestra vista? 
Os espero; No estoy lejos, sólo al otro lado del camino. 
¿Veis? Todo está bien. 

No lloréis si me amabais. ¡Si conocierais el don de Dios y lo que es el Cielo! ¡Si pudierais oír el cántico de los Ángeles y verme en medio de ellos ¡Si pudierais ver con vuestros ojos los horizontes, los campos eternos y los nuevos senderos que atravieso! ¡Si por un instante pudierais contemplar como yo la belleza ante la cual todas las bellezas palidecen! 

Creedme: Cuando la muerte venga a romper vuestras ligaduras como ha roto las que a mí me encadenaban y, cuando un día que Dios ha fijado y conoce, vuestra alma venga a este Cielo en el que os ha precedido la mía, ese día volveréis a ver a aquel que os amaba y que siempre os ama, y encontraréis su corazón con todas sus ternuras purificadas. 

Volveréis a verme, pero transfigurado y feliz, no ya esperando la muerte, sino avanzando con vosotros por los senderos nuevos de la Luz y de la Vida, bebiendo con embriaguez a los pies de Dios un néctar del cual nadie se saciará jamás. 

AMÉN 

San Agustín (354-430), obispo de Hipona (África del Norte) y doctor de la Iglesia 
Algunas consideraciones
Resultado de imagen de cristo vence a la muerteLa Iglesia, como madre que es, acompaña a sus hijos hasta la entrega de su vida a Dios con la oración y los sacramentos; pero no los abandona una vez que ya han cruzado el umbral de esta vida. Al contrario, la comunidad cristiana se reúne para orar por ese hermano nuestro que ha pasado ya a las manos del Padre, consciente de la eficacia intercesora que tiene la oración de la Iglesia.
Por ello, las exequias cristianas son la mejor expresión de esta comunión de amor irrompible que se mantiene entre el hermano fallecido y el resto de la Iglesia.Por otro lado, para su familia y amigos, la muerte de un ser querido supone siempre una pérdida dolorosa y, a menudo, un desconcierto personal. La Iglesia también quiere acompañar y consolar con su oración a esos otros hijos suyos que pasan por el doloroso trance de perder a alguien cercano. Pero no se contenta sólo con acompañar y consolar, sino que sobre todo quiere iluminar la realidad de la muerte para que no nos “aflijamos como los hombres sin esperanza”. De hecho, la muerte de un ser querido es una ocasión providencial para renovar nuestra fe y nuestra confianza en la misericordia de Dios y en su providencia hacia nosotros.
Resultado de imagen de cristo vence a la muerte