Muere a los 107 años el profesor holandés Johan Van Hulst que salvó a 600 niños durante la ocupación nazi

Imagen relacionadaLas últimas fotos de Johan van Hulst, antiguo maestro y luego senador holandés del partido democristiano, lo muestran elegante y alerta. Tenía 107 años y era un héroe de la II Guerra Mundial a pesar suyo. Durante la ocupación de su país, su escuela de formación de profesorado estaba frente al Hollandse Schouwburg, un teatro de Ámsterdam situado en el corazón de la comunidad judía local. Considerado un lugar indeseable por los nazis, allí metían a familias enteras para luego deportarlas a campos de concentración. Separados de sus padres, los menores de 12 años acababan en una guardería junto al local de Van Hulst. Y esa coincidencia marcó su vida. Para los pequeños era solo un descanso camino del mismo destino de los adultos, pero unos 600 fueron escondidos entre familias de acogida del país burlando al invasor. Continuar leyendo “Muere a los 107 años el profesor holandés Johan Van Hulst que salvó a 600 niños durante la ocupación nazi”

Prisioneros en Roma agradecen al Papa por “asegurarse de que no los olviden”

El Papa Francisco lava los pies de los reclusos en la Prisión Regina Coeli de Roma durante la celebración de la Misa de la Cena del Señor el Jueves Santo, 29 de marzo de 2018 /Crédito: Vatican Media.La Misa del Jueves Santo del Papa Francisco en una prisión en Roma fue más que un evento para los reclusos, fue una señal de que, si bien se consideran invisibles para el mundo exterior, no habían sido olvidados.

“Ayer fue un momento que creo que va a resonar a través de la prisión por lo menos durante todo el próximo año. Creo que fue un momento que conmovió a cada guardia y cada prisionero que estuvo allí “, dijo el seminarista Alex Nevitt a la CNA -agencia en inglés del Grupo ACI- el 30 de marzo. Continuar leyendo “Prisioneros en Roma agradecen al Papa por “asegurarse de que no los olviden””

VIA CRUCIS

Durante estos días meditaremos una estación del Via Crucis después de cada Eucaristía: 9:00 en San Lucas y 19:30 en Desamparados. De este modo nos adentraremos en el misterio pascual que estamos a punto de celebrar.

Continuar leyendo “VIA CRUCIS”

La historia de dos familias, judía y musulmana, que se rescataron mutuamente

En el último siglo, los ciudadanos de Sarajevo, capital de Bosnia, han sido testigos de una contienda que ha supuesto la persecución tanto de judíos como musulmanes. Sin embargo, de entre toda esta miseria surge una historia en la web The Vintage News que apunta al mismísimo corazón de todas las religiones: ama a tu prójimo.

La historia empieza en 1941, cuando los nazis ocuparon la ciudad, por entonces yugoslava, y saquearon la antigua sinagoga, destruyendo a su paso unos valiosos rollos de la Torá de 400 años de antigüedad. Continuar leyendo “La historia de dos familias, judía y musulmana, que se rescataron mutuamente”

España: Las confesiones religiosas piden “respeto mutuo”

Oración ecuménica © Conferencia Episcopal EspañolaAnte las ofensas a los sentimientos religiosos”, concretamente en los carnavales celebrados recientemente en España, las comunidades religiosas del país se han unido para redactar un comunicado pidiendo “respeto mutuo para creyentes y no creyentes”.

Suscriben el texto la Federación de Comunidades Judías de España, la Conferencia Episcopal Española, la Comisión Islámica de España y la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España. Continuar leyendo “España: Las confesiones religiosas piden “respeto mutuo””

El amor que todo lo cura, ¿lo cura todo? 6 reflexiones para amar mejor

El romanticismo mata al amor. Las películas románticas nos presentan al amor como una especie de llave mágica que abre las puertas de todos los corazones humanos y resuelve todos los problemas. Al principio de casi todas las historias de amor puede parecer así, porque estamos en un estado que conocemos como “enamoramiento”. Continuar leyendo “El amor que todo lo cura, ¿lo cura todo? 6 reflexiones para amar mejor”

¿Tus hijos se pelean? Este consejo de san Benito ayuda a mantener la paz

“No maldecir a los que lo maldicen, sino más bien bendecirlos”, leo en voz alta mientras miro a mis hijos por encima de mi edición de la Regla de San Benito acompañando mi café de la mañana: “Oíd, chicos, vamos a probar esta”.

Mis dos hijos adolescentes me sonríen con altanería como cada vez que cito esta Regla, escrita en el año 540 y comúnmente ensalzada como la norma de la vida monástica. Me hice con una copia por recomendación de un amigo: “Estás en casa todo el día con siete muchachos; eso es como dirigir un monasterio, ¿no?”.

Este amigo tenía razón en algunos aspectos. El libro es una guía para la oración, las horas de comer y las tareas prácticas para cualquier grupo de personas que vivan juntas. Pero primero debo advertir a los lectores que decidan servirse de este libro: los consejos relacionados con penitencias del estilo de “rigurosos ayunos” obviamente no son aplicables a la educación de niños. Sin embargo, hay joyas como esta, que sin duda nos ha ayudado a mantener la paz… y de paso reírnos un poco.

Así que, ¿cómo hacemos eso de “bendecir a quienes nos maldicen”, según una norma en el capítulo 4 de la Regla de San Benito?

No puedo responder por el monje que escribió este principio para profundizar en Mateo 5,44: “Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores”.

Sin embargo, mi pedante y astuto hijo de 11 años ofreció su propia visión de la idea. Después de mi sugerencia inicial, se volvió a su hermano, que le acusaba de “acaparar todo el sofá” y, con una sonrisa sacarina le replicó: “Oye, hay que ver lo que me gustan tus auriculares”.

Sí, mi hijo se burlaba de mí y se ganó una bien merecida risa, pero el caso es que terminamos teniendo una conversación estupenda. Mi marido también se metió en la charla: “Halagar a alguien que te insulta lo desarmará totalmente”, añadió.

Yo misma pude aplicar esta táctica de desarme sobre mi marido unas pocas horas más tarde.

Permitan que lo ilustre: Unos invitados a cenar en casa llegaban en 15 minutos, así que mi marido, intrépido cazador-recolector, decidió hacer lo más lógico para prepararse para la visita: ponerse a colocar los azulejos de la ducha. Bah, los invitados nunca suben a la planta de arriba y desde luego no van a ducharse. En cualquier caso, esto era importante para mi querido esposo en la presentación de su hogar, así que se puso a correr de un lado a otro con la cara roja como un bebé estreñido, mirándome con ojos acusadores y refunfuñando: “Alguien ha cambiado de sitio mis herramientas… alguien me las ha movido”.

En vez de defenderme como haría habitualmente, le sonreí, respiré hondo y le ofrecí un cumplido que había previsto esa misma tarde, sabiendo que tendría ocasión de usarlo (porque somos olímpicos en esto de discutir justo antes de que llegue visita). “Tienes un cuerpo de escándalo —le dije— y un alma hermosísima”.

Se quedó sin palabras y desarmado, literalmente, porque dejó caer su espátula de la masilla. Nos reímos con ganas y lo pasamos estupendamente con nuestros invitados. Desde entonces, el consejo de san Benito ha servido de divertida arma arrojadiza entre mis hijos, sobre todo a modo de broma. “¡Tu barbilla tiene un perfil magnífico!”, gritaba alguno en medio de un rifirrafe por un videojuego esta mañana.

Y aunque no hay duda de que mi familia tiene una naturaleza sarcástica, espero que este consejo de un monje del siglo VI termine por calar y dar fruto. Personalmente, me sentó muy bien centrarme en las muchas y estupendas cualidades de mi marido aquella noche de cena con invitados, en vez de obsesionarme por sus irritantes excentricidades (que casi siempre incluyen masilla y azulejos del baño).

Ahora bien, no estoy sugiriendo que todo el mundo deba salir de una situación seria o abusiva simplemente soltando un cumplido a su agresor. En absoluto. “No dar paz fingida” es otra de las joyas de san Benito. Se refiere a crear una vida hogareña que sea sinceramente armoniosa. Y si compilas una lista de cumplidos auténticos para tus seres queridos antes de una riña habitual de casa, llegarás a esa armonía más rápidamente, por muchas razones.

Una de ellas es que no te permitirás ignorar las numerosas virtudes de un ser querido a causa de un único error, real o percibido. De nuevo, como ilustra mi pelea pre-cena con invitados, el cumplido ofrecido en un momento de tensión desvió la atención de los hábitos singulares de mi marido para centrarla en sus mejores virtudes. Para bien de ambos.

Niña superviviente de atentado en Barcelona saluda al Papa y reflexiona así sobre Navidad

Imagen referencial / Crédito: PexelsMartina Tialde tiene 11 años de edad, es italiana y a mediados de este año sobrevivió al atentado perpetrado por el Estado Islámico en Barcelona. Este miércoles 27 de diciembre se encontró con el Papa Francisco y dejó una breve pero profunda reflexión sobre la Navidad.

Según informa el diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, en el marco de la Audiencia General, Martina y su familia tuvieron la oportunidad de saludar al Santo Padre. Continuar leyendo “Niña superviviente de atentado en Barcelona saluda al Papa y reflexiona así sobre Navidad”

El “regalo” de Navidad de la Iglesia a los niños más afectados por la guerra en Siria

El P. Ibrahim con los niños afectados por la guerra en Alepo (Siria) / Foto: Custodia Tierra Santa Como un “regalo de Navidad”, los frailes franciscanos de la Custodia de Tierra Santa presentaron una iniciativa para ayudar en la educación de los niños de Alepo en Siria que quedaron más afectados por la guerra de seis años.

En una carta publicada en el sitio web de la Custodia de Tierra Santa, el P. Ibrahim Alsabagh, párroco de la iglesia latina de San Francisco en Alepo, indicó que este “regalo” es “un proyecto de clases extraescolares y recuperación psicológica, escolar y espiritual para 150 angelitos de la sociedad de Alepo, enormemente dañada por la guerra”. Continuar leyendo “El “regalo” de Navidad de la Iglesia a los niños más afectados por la guerra en Siria”

Esto es lo que te hace capaz de perdonar y unir

Resultado de imagen de perdonarPerdonar los pecados… muchas veces no le tomo el peso a ese don que regala a muchos a través de mis manos. Ese don que yo tantas veces he tocado experimentando su amor misericordioso. En mí mismo al vivir el perdón. En mis manos al perdonar a tantos. En aquellos que se acercan buscando misericordia.

Continuar leyendo “Esto es lo que te hace capaz de perdonar y unir”